Síntomas y prevención de un derrame cerebral

Síntomas y prevención de un derrame cerebral

Síntomas y prevención de un derrame cerebral

El derrame cerebral o ataque cerebral es un estado peligroso que puede tener como resultado invalidez o muerte. Los derrames cerebrales ocurren al estancarse el flujo sanguíneo al cerebro, en pocos minutos las células cerebrales empiezan a sucumbir.

Existes dos tipos de derrames, el más común es causado por un coágulo sanguíneo que bloquea un vaso sanguíneo en el cerebro, el otro es causado por la ruptura de un vaso sanguíneo que sangra hacia dentro del cerebro.

Para que el cerebro funcione adecuadamente necesita de una provisión continua de oxigeno, al interrumpirse la irrigación sanguínea al cerebro, este deja de recibir el oxigeno que es llevado a través de la sangre hacia el cerebro, cuestión que genera una serie de alteraciones en el paciente como incapacidad para hablar o moverse.

Posibles causas

Entre las causas más frecuentes del derrame o ataque cerebral se encuentran la diabetes, hipertensión o enfermedades del corazón, son las que tienen mayor riesgo de presentar accidentes vasculares.

El colesterol es una de ellas porque puede formar placas de depósitos grasos que obstaculizan el paso sanguíneo. Otra de las causas para ser candidato a un derrame son los problemas al corazón. Algún problema cardíaco podría ocasionar que se forme un coagulo de sangre dentro del corazón, éste podría desprenderse llegando al cerebro, tapando algún vaso. Otra causa es la hipertensión arterial. La presión elevada y mal controlada puede ocasionar estrechez en los vasos sanguíneos del cerebro. La presión alta también puede debilitar los vasos sanguíneos lo que podría ocasionar una hemorragia en el cerebro.

En nuestro país cada año se registran cerca de 200 casos por cada 100 mil habitantes. Generalmente el 50% de los pacientes que sobreviven quedan con algún grado importante de discapacidad y un 20% de estos quedan con grados de postración definitiva.

La enfermedad es más frecuente en el varón, pero la mortalidad es mayor en la población femenina. Ante un evento vascular es más factible que fallezca una mujer que un hombre.

Síntomas de alarma

- Dolor de cabeza de inicio brusco, sin causa aparente.
- Inestabilidad en la marcha, vértigo súbito, caídas bruscas.
- Dificultad para hablar y comprender.
- Pérdida brusca de la visión de uno o ambos ojos.
- Disminución o pérdida de la sensibilidad de la cara, pierna y brazo del mismo lado.
- Pérdida de la fuerza de la cara, brazo y pierna del mismo lado.
- Confusión, problemas bruscos de conducta y de memoria son también síntomas que pueden acompañar el inicio de esta enfermedad.

Le mejor forma actuar para mejorar la sobrevida en estos casos es trasladar rápidamente al paciente a un centro asistencial y reconocer precozmente una sospecha de accidentes cerebrovasculares (AVE).

Por cada día de atraso en iniciar el tratamiento hay más secuelas y más casos que requieren hospitalización permanente, por la postración en que quedan los pacientes.

Prevención

La prevención siempre será lo más indicado para evitar no sólo derrames, sino cualquier enfermedad:

- Controlar la presión arterial.
- No fumar.
- Controlar el colesterol.
- Controlar el peso, evitar la obesidad.
- Disminuir la sal.
- Aumentar el potasio en la dieta con frutas y vegetales.
- Hacer ejercicio con frecuencia.
- Comer sano, evitar la carne roja prefiere el pescado.

Jose Luis Contreras

Médico de familia especialista en personas, trabajo para fortalecer la Atención Primaria de Salud y para que la gente cuente con su médico de cabecera.

Facebook Twitter 


Comentarios

comentarios

This entry was posted in Prevención and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.