Dolores premenstruales: ¿qué hacer?

dolor-menstrual

Resulta indispensable consultar cuando los dolores están acompañados por flujo vaginal mayor o si éste es de mal olor. También si se registra fiebre durante el período menstrual y hay dolor pélvico intenso

Calambres en las piernas, dolor pélvico o en el bajo vientre, malestar en la parte baja de la espalda, además de dolor de cabeza, náuseas, mareos, vómitos e, incluso, desmayos son los síntomas reconocidos por algunas mujeres que padecen dismenorrea o menstruación dolorosa. El doctor Enrique Gaggero, ginecólogo de Megasalud La Florida y Ñuñoa, entrega algunos consejos para tratar este tipo de sintomatología que, a pesar de ser normal, necesita ser consultada por un especialista en determinadas situaciones.

Prácticamente todas las mujeres en edad fértil han experimentado períodos de dolor que acompañan a la menstruación. Este malestar, denominado dismenorrea, representa para un porcentaje no menor de la población femenina un problema relevante, ya que se extiende por una cantidad importante de días y afecta el desarrollo de sus actividades habituales.

“La dismenorrea puede ser de dos tipos: primaria o secundaria. La primaria es común entre mujeres jóvenes, apareciendo entre los seis y los doce meses siguientes a la primera regla. No suele deberse a ninguna enfermedad conocida en estos casos”, explica el doctor Enrique Gaggero, ginecólogo de Megasalud La Florida y Ñuñoa.

El especialista comenta que además de la sintomatología típica, caracterizada por dolor pélvico o de bajo vientre, dolor de cabeza, náuseas, mareos, vómitos, desmayos y en ciertas ocasiones fatiga, en algunos casos también se puede presentar con cuadros de ansiedad, irritabilidad o depresión.

En la dismenorrea primaria se registran contracciones uterinas durante el período menstrual, efecto de una sustancia llamada prostaglandina que se libera de manera normal en el útero. Según las estadísticas, entre el 30% y el 50% de las mujeres padece de este tipo de dismenorrea, condición que suele ser de carácter hereditario.

Aunque la dismenorrea primaria tiende a permanecer durante toda la vida de la mujer, suele disminuir con la edad y tras el embarazo.

Las mujeres que padecen de dismenorrea secundaria, en tanto, son algo mayores y por lo general no registraron previamente esta sintomatología durante su juventud.

“Es por ello que esta última forma se asocia más a la manifestación de alguna patología ginecológica.  La dismenorrea secundaria en mujeres de más de 30 años generalmente es consecuencia de alguna enfermedad, tal como los tumores benignos del cuerpo uterino o como resultado de una endometriosis, una patología inflamatoria que corresponde al crecimiento del tejido de revestimiento del útero (endometrio) en lugares diferentes de éste, como los ovarios, las trompas de Falopio, en el intestino o peritoneo”, detalla el doctor Gaggero.

En ese caso, los dolores suelen aparecer una semana antes de la menstruación, pudiendo aliviarse o empeorar durante la misma o, incluso, persistir durante todo el ciclo menstrual.

El ginecólogo de Megasalud La Florida y Ñuñoa explica que antiinflamatorios no esteroidales pueden ayudar a aliviar los síntomas, tales como el ketoprofenoibuprofeno, que disminuyen los niveles de prostaglandina, calmando de manera efectiva el dolor.

“El tratamiento hormonal (anticonceptivos) también suele ser muy efectivo, ya que inhibe la producción de hormonas, disminuyendo de manera importante el dolor y la sintomatología asociada. Este ultimo es quizás el más efectivo de todos los tratamientos para la dismenorrea”, describe el ginecólogo.

Cuándo consultar

Entre los hábitos que pueden incidir en una mejor calidad de vida respecto de este malestar, los especialistas aconsejan disminuir el consumo de tabaco, alcohol y cafeína. Además, se indica tener una dieta liviana para ayudar al funcionamiento intestinal, ya que muchas veces la dismenorrea se acompaña de molestias abdominales.

“La comida picante puede aumentar el dolor, al igual que el consumo de grasas y sal, por ello hay que evitarlas”, comenta el especialista de Megasalud La Florida y Ñuñoa, al tiempo que entrega una serie de recomendaciones para tratar de lidiar con este malestar (ver recuadro).

Aunque se puede recurrir a ellas, es posible que el ginecólogo también recete fármacos para tratar esta dolencia, como antiinflamatorios y analgésicos.

En general, subraya el doctor Gaggero, los dolores dejan de ser normales cuando comienzan a presentar evolutividad; es decir, cambian su intensidad o se asocian a otro tipo de síntomas que antes no existían. Los cambios del flujo menstrual en cantidad o calidad también pueden ser indicios de alerta.

Así, resulta indispensable consultar cuando los dolores están acompañados por flujo vaginal mayor o si éste es de mal olor. También si se registra fiebre durante el período menstrual y hay dolor pélvico intenso.

Es importante recurrir al especialista, además, cuando aun bajo tratamiento para abordar el dolor éste no desaparece después de unos tres meses, cuando se eliminan coágulos durante la menstruación y si los dolores en la zona se registran antes de que el período ocurra.

Consejos del doctor

Es posible aminorar los dolores menstruales sin recurrir al uso de medicamentos que requieren receta médica:

- Recurrir a almohadillas térmicas o guateros y aplicarlos en la piel ubicados en el abdomen bajo. También se sugiere intentar calmar el dolor con baños de tina.

- Incrementar la ingesta de líquidos calientes como té, infusiones y sopas.

- Evitar comer en exceso. Tratar de disminuir las cantidades ingeridas, pero incrementando la frecuencia de cada una de ellas.

- En algunos casos, se aconseja la administración de antiinflamatorios como ibuprofeno, idealmente un día antes del inicio del período menstrual, y continuar con él mientras dure el malestar.

- Siempre se recomienda la práctica de actividad física con regularidad (caminar, correr, andar en bicicleta o ir al gimnasio).

Megasalud

Red médica y dental presente en todo Chile, integrante de la Red Social Cámara Chilena de la Construcción.

Facebook Twitter 

Comentarios

comentarios

This entry was posted in Prevención and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.